martes, 28 de octubre de 2008

"Viva la muerte"


“Viva la muerte” fue el grito que retumbó en los amplios y solemnes salones de la Universidad de Salamanca en la convulsionada España de 1936. Esa consigna, que le fuera atribuida a un simpatizante del franquismo, resurge hoy en una campaña global que en nuestra patria tiene entre sus abanderados a la gran mayoría de la izquierda quienes se aprestan desde el Parlamento a hacerla realidad mediante la despenalización del aborto.
En aquella oportunidad el pensador español don Miguel de Unamuno respondió “Acabo de oír el grito necrófilo de "¡Viva la muerte!". Esto me suena lo mismo que "¡Muera la vida!". Y yo, que he pasado toda la vida creando paradojas que provocaron el enojo de quienes no las comprendieron, he de deciros, con autoridad en la materia, que esta ridícula paradoja me parece repelente…”.
También nos parece repelente el desprecio por la vida humana en la concepción que se pretende consagrar en el ordenamiento jurídico, otorgándole a algunos seres humanos la posibilidad de decidir sobre la vida de otros.
Mucho se ha escrito y ha argumentado sobre el derecho absoluto e irrenunciable que es la vida, primer derecho humano fundamental sin la protección del cual carecen de sentido el resto de los derechos.
Estamos asistiendo a un intento de cambio fundamental, que va más allá de la modificación de una simple norma para constituirse en un cambio sustancial de un ordenamiento jurídico, cuando no en la mutación de los pilares básicos que sustentan a toda una civilización.
No vamos a profundizar en los sólidos argumentos jurídicos, filosóficos y religiosos, que nos sentimos orgullosos de tener y luchar por ellos.
Vamos si a señalar lo que entendemos son los verdaderos intereses y ocultas motivaciones de quienes pretenden el aborto y con cuya despenalización, se constituyen –tal vez algunos sin saberlo- en serviles cipayos de importantes intereses internacionales.
En 1974, el Consejo de Seguridad Nacional de EEUU promulgó “El Informe Kissinger” que, presentó de forma explícita y detallada una estrategia, para que EEUU promoviera a toda máquina el control demográfico en los países en desarrollo, con el objeto de acceder con mayor facilidad a los recursos naturales de esos países.
Según dicho Informe los elementos para implementar los programas de control demográfico podrían incluir entre otros la legalización del aborto y los incentivos económicos para que los países aumentasen sus índices de práctica de abortos y esterilizaciones.
Asimismo el Informe Kissinger estableció que EEUU encubriría sus actividades anti-natalistas, para evitar acusaciones de imperialismo, induciendo a la ONU para que a través de varias organizaciones no gubernamentales (ONGs) realizaran esta labor. Corroborando el cumplimiento de esta estrategia, vemos que en los “Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU” se plasman medidas de contención demográfica como la despenalización del aborto.
A la luz de estas estrategias elaboradas para los intereses económicos de unos pocos poderosos, entendemos entonces como se intenta plasmar esta campaña en forma simultánea en todos los países de la región, con la presión de ONGs y actores útiles a dichos intereses.
Con los anuncios de mayorías parlamentarias, solo Dios podría evitar la consagración de tan lamentable norma en nuestro país, pero si así sucede y parafraseando a Miguel de Unamuno decimos “Venceréis, pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir, y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha.”

Dr Gerardo Amarilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Diputado Gerardo Amarilla

BIENVENIDOS
Este blog es una forma de comunicación de quien te escribe, Dr. Gerardo Amarilla, Representante Nacional por el Departamento de Rivera, electo para el período 2010-2015. Esta página comenzó como una vía de comunicación permanente con la ciudadanía cuando fuí electo edil departamental de Rivera, por la lista 15 del Partido Nacional, para cumplir su función durante el mandato 2005-2010. Aquí hay un resumen de la gestión que cumplo así como la información para ponerse en contacto.
Esta fundamentalmente dirigido a los ciudadanos porque considero que tienen el derecho de conocer sobre la gestión de sus representantes, así como opinar, consultar y cuestionar sobre la misma.