miércoles, 12 de septiembre de 2007

La penosa tarea del policía penitenciario



La penosa tarea del policía penitenciario.
Cuando se analizan las dificultades del sistema carcelario de nuestro país, sus carencias y las propuestas para mejorar el mismo, se centra la atención en el recluso, sus familias y hasta la sociedad en general, pero pocas y raras veces se tiene en cuenta la difícil situación del “POLICIA”.
Los Policías Penitenciarios son dependientes del Ministerio del Interior, en su mayoría bajo la órbita de la Dirección Nacional de Cárceles, Penitenciarias y Centros de Recuperación, además de los que se encuentran bajo las jurisdicciones de las diferentes Jefaturas de Policía en todos los departamentos.
Sus condiciones laborales no son menos penosas que las condiciones de reclusión de los presos que custodian, agravadas por la falta de recursos y herramientas que les garantice su seguridad en el cumplimiento de la función.
En esas pésimas condiciones se encuentran trabajando y se dice con mucha razón que durante sus vidas, están más horas presos que lo que pueden disfrutar con sus familias.
Como toda la policía tienen entre sus reclamos su situación salarial, pero también y fundamentalmente reclaman condiciones de trabajo que les permita cumplir fielmente su tarea, además de minimizar los riesgos que tienen hoy en su salud física, mental y hasta sus propias vidas.
Cumple su actividad en un entorno hostil, en condiciones de desproporcionalidad en relación a la población custodiada,
Generalmente las instalaciones se encuentran en un pésimo estado, con falta de iluminación y saneamiento
El Régimen de Horarios que cumplen, excede flagrantemente los límites legalmente establecidos, con una carga adicional constituida por el cumplimiento de la “semana cerrada”, estando a disposición las 24 horas durante 7 días.
También tiene su impacto negativo el hecho de que difícilmente puedan disfrutar en forma regular las licencias anuales por carencia de personal.
se encuentran permanentemente frente a situaciones de riesgo que pueden lesionar su integridad física y mental, como la de su entorno.
El hacinamiento, el deterioro de las instalaciones y la pésima alimentación que recibe sumado a las continuas conductas de riesgo que conllevan su función careciéndose de medios adecuados, propician el contagio, desarrollo y propagación de enfermedades algunas de ellas letales.
Las permanentes agresiones físicas o verbales, directas o indirectas, que el Policía penitenciario recibe diariamente, por parte de la población reclusa, desestabiliza su conducta y su organismo, generando trastornos psicológicos, preocupación y stress.
El funcionario que presta servicios en establecimientos carcelarios únicamente recibe como ración diaria un almuerzo y una cena, que no cumplen con los valores mínimos nutricionales.
A raíz del régimen de semana por semana establecido como norma del servicio, se constata un gran desarraigo familiar, una gran ausencia del funcionario como figura paterna o materna, como así también un altísimo índice de separaciones.
A raíz de estas condiciones y de otros reclamos para el mejoramiento de la situación de los Policías penitenciarios así como de la gestión que cumplen, se ha conformado el Circulo Policial Penitenciario, que agrupa a más de 900 funcionarios de todo el país.
Respecto a los reclamos entiendo que hay medidas que pueden ser dispuestas por la autoridad administrativa y en algunos casos sin necesidad de importantes erogaciones para mejorar las condiciones.
En otros casos, necesariamente habrá que adoptar medidas legislativas como por ejemplo la consagración de esta actividad como insalubre, regulando las condiciones, horarios, controles y dotando de los beneficios correspondientes a los funcionarios.
Solicito a la mesa que mis palabras, junto con la documentación aportada por el Círculo Policial Penitenciario, se remitan a los legisladores por el departamento, al Directorio del Partido Nacional, a la señora Ministra del Interior, al señor Director Nacional de Cárceles, a la Comisión de Asuntos Laborales y Seguridad Social del Senado, a la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Representantes y a la Comisión Directiva del Círculo Policial Penitenciario 19 de Octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Diputado Gerardo Amarilla

BIENVENIDOS
Este blog es una forma de comunicación de quien te escribe, Dr. Gerardo Amarilla, Representante Nacional por el Departamento de Rivera, electo para el período 2010-2015. Esta página comenzó como una vía de comunicación permanente con la ciudadanía cuando fuí electo edil departamental de Rivera, por la lista 15 del Partido Nacional, para cumplir su función durante el mandato 2005-2010. Aquí hay un resumen de la gestión que cumplo así como la información para ponerse en contacto.
Esta fundamentalmente dirigido a los ciudadanos porque considero que tienen el derecho de conocer sobre la gestión de sus representantes, así como opinar, consultar y cuestionar sobre la misma.